La célula vía Zoom: instrucciones de uso

6. ¡Deja que las canciones respiren!

En el segundo punto de esta serie (¿Qué cantamos?) te recordábamos que durante la Célula estás invitado a escuchar y actuar bajo la guía de la Fuente para oír (o saber o sentir) cual melodía se va a cantar.

Toma el tiempo para escuchar con atención: escucha no sólo para saber si te toca anunciar el siguiente canto o mantra, sino también para sentir el momento justo de hacerlo.

A veces, alguien interviene apenas se termina una melodía, para dar el título de la siguiente… ¡qué pena!

Proseguir con una nueva canción demasiado rápido es cortarse del eco de su vibración que sigue resonando en nosotros… y también es privar al grupo de lo que se podría compartir entre los cantos…

Si esto ya te ha pasado, respira… y aprende de tu lectura.

Si nunca antes has anunciado una canción y estás dudando de que sea el buen momento, respira… y recuerda que la única forma de comprobar si has escuchado, oído o sentido bien es pasando a la acción.

Pero, ya sea por Zoom o en persona, nunca te equivocarás tomando un tiempo para respirar al menos una vez antes de intervenir después de un canto (y lo mismo después de un compartir).

Artículo anterior: 5. ¡Reuníos!
Artículo siguiente: 7. ¿A quién mirar?