La célula vía Zoom: instrucciones de uso

7. ¿A quién mirar?

Los ojos son la autopista del corazón

Durante la Célula en presencia física, los ojos juegan un papel muy importante. Así está escrito en Cantemos para la Tierra, las Células del Gaiayoga:

Durante los cantos dejas circular la energía de Amor mirando a otro participante a los ojos […] Los ojos son la autopista por la que circula la energía de Amor, de cristal a cristal. La dejas circular manteniéndote consciente de la presencia del cristal central.

¿Pero qué hacer si aún no es posible, y estás solo/a frente a tu ordenador? Este otro extracto de Cantemos para la Tierra nos da una pista:

Cuando no tienes nadie a quién mirar […] mantienes los ojos abiertos centrándote en el cristal que está en el centro del círculo […]

En otras palabras, cuando participas con Zoom, sé muy consciente de lo que ocurre a nivel energético. Mientras miras en tu pantalla el grupo de la Escuela de Vida Consciente, acuérdate de que en la otra dimensión no hay tiempo ni espacio, y siente la conexión con el cristal central del grupo que estamos formando.

No te dejes influenciar por los aspectos tecnológicos: impone la calma a tus cuerpos mental y emocional, da prioridad a la conciencia de la Unidad. Déjate vivir la unión consciente con el Todo.

Pero eso no es todo

En Cantemos para la Tierra, también se nos dice:

Se trata de una mirada despersonalizada, […] no buscas entrar en contacto con la persona a la que miras, ni enviarle amor, ni recibirlo de ella. […] tampoco le das importancia a lo que puedas ver o sentir en relación con esa persona.

Y más fundamentalmente:

Al principio, es posible que tengas dificultades para sostener la mirada de otros participantes. […] Cada vez que te esfuerzas por superar esta dificultad, ayudas al cristal central a depurarse.

Por lo tanto, hacer algo inusual o incómodo también juega un papel importante… Pero aquí también, ¿qué se puede hacer cuando uno está solo?

¡Mírate!

Mucho antes de que habláramos de confinamiento o de pandemia, la realidad de los inviernos quebequenses obligaba a veces a la gente atrapada en casa por las tormentas de nieve a participar a distancia, sin Zoom, sólo con la intención.

Reine-Claire sugirió a las personas aisladas que tomen un espejo y se miren a los ojos.

A menudo nos vemos en los espejos, pero rara vez nos tomamos el tiempo para mirar algo más que nuestra apariencia física…

Este contacto más íntimo con nosotros mismos, en la conciencia de la Unidad, con el apoyo de los cantos o mantras, puede abrir una autopista de conexión interior, así como hacernos sentir incómodos.

Pero una cosa es cierta: es una experiencia profunda…

¿Lo probarás el próximo miércoles?

Artículo anterior: 6. ¡Deja que las canciones respiren
Artículo siguiente:  próximamente