Compartir de Reine Claire

Hace más de 30 años que la gente viene a consultarme, para todo tipo de problemas.

Sin embargo, ya no los recibiré, ya que por varias razones que voy a explicar a continuación, debo parar de dar sesiones individuales.

El periodo de crisis planetaria ha engendrado una cantidad enorme de solicitudes y no tengo la disponibilidad necesaria para responder a todas. Sin embargo, no me parece justo elegir entre las solicitudes. Además, sé que la mayoría de la gente que me solicita ya ha recibido realmente las herramientas necesarias para resolver su situación de vida.

Algunos ejemplos:

Desde este otoño, había un tiempo de espera de 2 meses para conseguir una cita.  A menudo, llegada la hora de la sesión, la gente ya había solucionado su «problema urgente». Pero en lugar de informarme para que otra persona pudiese beneficiarse de mi ayuda, decidían de todos modos encontrarse conmigo para «aprovechar su cita» o porque «les daba mucho gusto verme». Estando frente al hecho consumado, yo debía pasar 50 minutos frente a una persona que en realidad ya no necesitaba mi ayuda.

En varias ocasiones, le pedía a la gente escribirme sobre su problema cuando estimaba que 2 meses podrían ser un tiempo de espera demasiado largo. Y pude observar que solo el hecho de escribirme en detalle les permitía a menudo resolver el problema por ellos mismos: inevitablemente las tomas de conciencia se hacían y el resto proseguía.

También me pasó más de una vez que escribirles sólo unas cuantas palabras en respuesta a su solicitud, era suficiente para centrar la persona y permitirle pasar a la acción.

Pero en este caso también las solicitudes aumentan, y pronto no podré responderles a todos. Este compartir no es tampoco una invitación para escribirme – si escoges hacerlo, después de tomar el tiempo para sentir lo que es justo para ti, permíteme sentir a mí si es justo que yo me tome el tiempo para responderte, y no te ofendas si no recibes una respuesta escrita de mi parte. Eso ciertamente querrá decir que la respuesta se encuentra ya de tu lado.

Este compartir es entonces una invitación a asumir tu lugar en el nuevo mundo reconociendo los recursos que ya has desarrollado en ti, a través de tus esfuerzos constantes de conciencia. Una invitación también a respetar los límites de mis recursos humanos – que considero poder compartir de la manera más justa posible con tantas personas como pueda.

Continuaré ofreciendo un sostén individual en temas particulares, para los cuales tengo realmente mucha más experiencia: el primer contacto consciente con el Guía personal (para las personas que hayan hecho o que estén haciendo el curso Alao Saya), y una ayuda para ajustar el sonido de tu Canto de las vocales (una vez que hayas comenzado a practicarlo durante varias semanas).

Gracias por tu comprensión.

Continúas pudiendo, en todo momento, solicitar una canalización de la Fuente a Mario-Gaal, si sientes que es lo justo para ti: rvgaal@ecole-de-vie-consciente.com

Ojja,

Reine-Claire

31 de marzo del 2021